h1

Publicación de fotos de menores en la web de un centro escolar

1 septiembre 2009

¿Pueden las imágenes de un menor ser consideradas como datos de carácter personal, de conformidad con lo establecido en la LOPD?

La respuesta es que si porque cumple con las definiciones que se recogen tanto en el artículo 3.a) de la LOPD  “cualquier información concerniente a personas físicas identificadas o identificables“ como en el artículo 5.1 del Reglamento de desarrollo de la LOPD, que precisa que constituyen un dato de carácter personal “Cualquier información numérica, alfabética, gráfica, fotográfica, acústica o de cualquier otro tipo concerniente a personas físicas identificadas o identificables.”

En consecuencia, las imágenes tendrán la consideración de datos de carácter personal siempre que las mismas permitan la identificación de las personas que en ellas aparecen, no encontrándose amparadas por la LOPD en caso contrario.

¿Se considera la toma de fotos de los alumnos como un tratamiento de datos de carácter personal?

La toma de fotos de los alumnos efectuada por el colegio constituye un tratamiento de datos personales, tal y como prevé el artículo 3 de la LOPD que configura este como “operaciones y procedimientos técnicos de carácter automatizado o no, que permitan la recogida, grabación, conservación, elaboración, modificación, bloqueo y cancelación, así como las cesiones de datos que resulten de comunicaciones, consultas, interconexiones y transferencias.”

¿Cuales son las obligaciones del Centro escolar como responsable del fichero?

Las principales obligaciones son las siguientes:

  1. Obtener el consentimiento del interesado para el tratamiento o cesión de los datos (Art. 13 Reglamento de desarrollo de la LOPD)
  2. Informar sobre los derechos que les asisten, así como sobre la identidad y dirección del responsable y sobre el uso que se va a dar a esos datos (Art. 5 LOPD)

Para el tratamiento de los datos de los mayores de catorce años se requiere su consentimiento, salvo en aquellos casos en los que la Ley exija para su prestación la asistencia de los titulares de la patria potestad o tutela.

En el caso de los menores de catorce años se requerirá el consentimiento de los padres o tutores.

¿Constituye la publicacion en la web una cesion o comunicacion de datos?

Si, por que coincide con la definicion de cesion o comunicacion de datos del artículo 3 j) de la LOPD :“Toda revelación de datos realizada a una persona distinta del interesado”.

Los requisitos legales para la cesion de datos se establecen en el Art. 11.1 LOPD:

  1. Los datos del menor deben ser comunicados a un tercero para el cumplimiento de fines directamente relacionados con las funciones legítimas del cedente y del cesionario.
  2. Previo consentimiento del interesado (el afectado o de sus padres si se trata de un menor de 14 años)


¿En que caso cabría el ejercicio del Derecho de Cancelación?

Cuando se tratan y ceden datos personales sin el pertinente consentimiento, como establece la LOPD  en su artículo 16.

A este respecto, el artículo 31.2 del Reglamento de Desarrollo de la LOPD, precisa que “El ejercicio del derecho de cancelación dará lugar a que se supriman los datos que resulten ser inadecuados o excesivos, sin perjuicio del deber de bloqueo conforme a este reglamento”.

Añade el artículo 18.2 de la LOPD que “el interesado al que se deniegue, total o parcialmente, el ejercicio de los derechos de oposición, acceso, rectificación o cancelación, podrá ponerlo en conocimiento de la Agencia
Española de Protección de Datos o, en su caso, del organismo competente de cada Comunidad autónoma, que deberá asegurarse de la procedencia o improcedencia de la denegación”.

Por consiguiente, los padres del menor afectado podrán ejercitar su derecho de cancelación ante el centro escolar como responsable del fichero, a fin de que se retiren las imágenes del menor de la página web. Dicho derecho deberá ser atendido en el plazo de 10 días que señala el artículo 16 de la LOPD, en otro caso, los afectados podrán recabar la tutela de esta Agencia en la forma prevista en el artículo 18 de la misma norma. Ello sin perjuicio de la posibilidad de instar de esta Agencia el ejercicio de su potestad sancionadora.

Conclusión

Las escuelas deben informar a los niños y a sus padres de que se van a tomar fotografías y como van a utilizarse (derecho de información), además de solicitar su previo consentimiento. En el caso de que se tomen las fotos  y/o se publiquen sin informar y sin recabar el previo consentimiento, se dará la oportunidad al afectado de rehusar su inclusión en dicha foto (derecho de cancelación).

Por otra parte, cabe señalar que el Grupo de Trabajo del artículo 29, órgano consultivo independiente de la UE sobre protección de los datos y la vida privada, recuerda, al referirse a los sitios web creados por los centros escolares, que deben ser conscientes de que divulgar información personal justifica un cumplimiento más riguroso de los principios fundamentales de protección de datos. Igualmente recomienda que se pongan en marcha mecanismos de acceso restringido con vistas a proteger la información personal en cuestión, por ejemplo mediante la conexión con nombre de usuario y contraseña.

Igualmente, debe recordarse que la Agencia Española de Proteccion de Datos ha publicado unas recomendaciones para la protección de datos de los menores , en las que se señalaba que deben extremarse las precauciones en Internet y, en particular, se indicaba que “no es aconsejable publicar fotos que identifiquen a un niño, por ejemplo situándole en el contexto de un colegio y/o actividad determinados.

Fte: Informe jurídico 0194/2009 de la AEPD
Tras la publicación no consentida en la página web de un centro escolar de fotos de una alumna con motivo de la
realización de diversas actividades extraescolares.La primera cuestión que resulta del presente supuesto consiste en
determinar si las imágenes de la menor pueden ser consideradas como datos
de carácter personal, de conformidad con lo establecido en dicha Ley.

La respuesta es que si porque cumple con las definiciones que se recogen tanto en el artículo 3.a) de la LOPD  “cualquier información
concerniente a personas físicas identificadas o identificables“ y como en el artículo 5.1 del Reglamento de desarrollo de la LOPD,
que precisa que constituyen un dato de carácter personal “Cualquier información numérica,
alfabética, gráfica, fotográfica, acústica o de cualquier otro tipo concerniente a
personas físicas identificadas o identificables.”

En consecuencia, las imágenes a las que se refiere la consulta tendrán
la consideración de datos de carácter personal siempre que las mismas
permitan la identificación de las personas que en ellas aparecen, no
encontrándose amparadas por la LOPD en caso contrario.

Siendo la imagen un dato personal, en los términos vistos, la toma de fotos
de los alumnos efectuada por el colegio constituye, por consiguiente, un
tratamiento de datos personales, tal y como prevé el artículo 3 de la LOPD que
configura este como “operaciones y procedimientos técnicos de carácter
automatizado o no, que permitan la recogida, grabación, conservación,
elaboración, modificación, bloqueo y cancelación, así como las cesiones de
datos que resulten de comunicaciones, consultas, interconexiones y
transferencias.”

En lo que se refiere al tratamiento de datos de carácter personal, entre
las obligaciones del responsable del fichero, en el presente caso el centro
escolar, está la de obtener el consentimiento del interesado para el tratamiento
o cesión de los datos y la de informar sobre los derechos que les asisten, así
como sobre la identidad y dirección del responsable y sobre el uso que se va a
dar a esos datos.

En este sentido, tal y como dispone el artículo 6.1 de la LOPD, “El
tratamiento de los datos de carácter personal requerirá el consentimiento
inequívoco del afectado, salvo que la Ley disponga otra cosa”. Este
consentimiento deberá ser, conforme a lo dispuesto en el artículo 3 h) “libre,
inequívoco, específico e informado”, debiendo en consecuencia aparecer
vinculado a las finalidades determinadas, específicas y legítimas que justifican
el tratamiento de los datos, siendo así que los datos únicamente podrían ser
tratados en el ámbito de las mencionadas finalidades, tal y como dispone el
artículo 4.1 de la misma norma, no pudiendo ser tratados para fines
incompatibles con aquéllas (artículo 4.2 de la LOPD).

La manifestación de los requisitos legalmente exigidos al consentimiento
del afectado se realiza en la práctica a través de la información al afectado, en
el momento de la recogida de sus datos de carácter personal, de los extremos
esenciales relacionados con el tratamiento, recabando a tal efecto su
consentimiento en relación con los aspectos específica e inequívocamente
hechos constar en la mencionada información.

El deber de información al afectado aparece regulado en la LOPD por su
artículo 5, cuyo apartado 1, aplicable al supuesto de recogida de datos del
propio afectado, como sucedería en el caso descrito en la consulta, establece
que:
“Los interesados a los que se soliciten datos personales deberán ser
previamente informados de modo expreso, preciso e inequívoco:
a) De la existencia de un fichero o tratamiento de datos de carácter
personal, de la finalidad de la recogida de éstos y de los destinatarios de la
información.
b) Del carácter obligatorio o facultativo de su respuesta a las preguntas
que les sean planteadas.
c) De las consecuencias de la obtención de los datos o de la negativa a
suministrarlos.
d) De la posibilidad de ejercitar los derechos de acceso, rectificación,
cancelación y oposición.
e) De la identidad y dirección del responsable del tratamiento o, en su
caso, de su representante.”

En el presente caso, las imágenes tratadas afectan a un menor de edad,
por lo que, debe tenerse en cuenta lo previsto en número primero del artículo
13 del Reglamento de desarrollo de la LOPD, según el cual “Podrá procederse
al tratamiento de los datos de los mayores de catorce años con su
consentimiento, salvo en aquellos casos en los que la Ley exija para su
prestación la asistencia de los titulares de la patria potestad o tutela. En el caso
de los menores de catorce años se requerirá el consentimiento de los padres o
tutores.”

Asimismo, la publicación en la página web del colegio de las fotos de los
alumnos constituye una cesión o comunicación de datos de carácter personal,
definida por el artículo 3 j) de la LOPD como “Toda revelación de datos
realizada a una persona distinta del interesado”.

En relación con las cesiones de datos, prescribe el artículo 11.1 de la
LOPD que “Los datos de carácter personal objeto del tratamiento sólo podrán
ser comunicados a un tercero para el cumplimiento de fines directamente
relacionados con las funciones legítimas del cedente y del cesionario con el
previo consentimiento del interesado”.

En consecuencia, tanto la toma de las fotografías, como su publicación
en Internet requieren el consentimiento, en los términos antes señalados, del
afectado o de sus padres si se trata de un menor de 14 años, de forma que
cuando se tratan y ceden dichos datos personales sin el pertinente
consentimiento, la LOPD establece el correspondiente mecanismo reactivo,
constituido por el derecho de cancelación de datos de carácter personal,
recogido en su artículo 16.

A este respecto, el artículo 31.2 del Reglamento de Desarrollo de la LOPD,
precisa que “El ejercicio del derecho de cancelación dará lugar a que se
supriman los datos que resulten ser inadecuados o excesivos, sin perjuicio del
deber de bloqueo conforme a este reglamento”.

Añade el artículo 18.2 de la LOPD que “el interesado al que se deniegue,
total o parcialmente, el ejercicio de los derechos de oposición, acceso,
rectificación o cancelación, podrá ponerlo en conocimiento de la Agencia
Española de Protección de Datos o, en su caso, del organismo competente de
cada Comunidad autónoma, que deberá asegurarse de la procedencia o
improcedencia de la denegación”.

Por consiguiente, los padres del menor afectado podrán ejercitar su
derecho de cancelación ante el centro escolar como responsable del fichero, a
fin de que se retiren las imágenes del menor de la página web. Dicho derecho
deberá ser atendido en el plazo de 10 días que señala el artículo 16 de la
LOPD, en otro caso, los afectados podrán recabar la tutela de esta Agencia en
la forma prevista en el artículo 18 de la misma norma. Ello sin perjuicio de la
posibilidad de instar de esta Agencia el ejercicio de su potestad sancionadora.

Por otra parte, cabe señalar que el Grupo de Trabajo del artículo 29,
órgano consultivo independiente de la UE sobre protección de los datos y la
vida privada, creado en virtud de lo previsto en el citado artículo de la Directiva
95/46/CE relativa a la protección de las personas físicas en lo que respecta al
tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, en el
Dictamen 2/2009, sobre la protección de los datos personales de los niños, en
el que se contempla el especial supuesto de los colegios, recuerda, al referirse
a los sitios web creados por éstos, que deben ser conscientes de que divulgar
información personal justifica un cumplimiento más riguroso de los principios
fundamentales de protección de datos. Igualmente recomienda que se pongan
en marcha mecanismos de acceso restringido con vistas a proteger la
información personal en cuestión, por ejemplo mediante la conexión con
nombre de usuario y contraseña.

Asimismo, el aludido Dictamen advierte que debe prestarse una especial
atención a la publicación por parte de los colegios de fotos de sus alumnos en
Internet, debiendo hacerse siempre una evaluación del tipo de foto, la
pertinencia de su publicación y su objetivo. Hace referencia a que incluso en
aquellos casos en que se tomen fotografías colectivas que no permitan una
fácil identificación de los alumnos, que podrían no estar sujetas a la normativa
de protección de datos como se ha señalado al principio del presente informe,
las escuelas deben informar a los niños y a sus padres de que se van a tomar
fotografías y como van a utilizarse, dándoles la oportunidad de rehusar su
inclusión en dicha foto.

Igualmente, debe recordarse que esta Agencia ha publicado unas
recomendaciones para la protección de datos de los menores, en las que se
señalaba que deben extremarse las precauciones en Internet y, en particular,
se indicaba que “no es aconsejable publicar fotos que identifiquen a un niño,
por ejemplo situándole en el contexto de un colegio y/o actividad
determinados.”

About these ads

2 comentarios

  1. ¿puedo enviar datos personales sin que haya leido normas de privacidad?


  2. es muy malo subier fotos de menores



Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: